cargando

Iforma

1.- UNA PROPUESTA DIOCESANA

El Itinerario de Formación para Adolescentes es una propuesta diocesana de formación para chicos y chicas de 13 a 18 años que pretende dar respuesta a una necesidad hace tiempo detectada: la existencia de un proceso formativo unitario e integral, concebido como un itinerario, un camino de maduración en la fe -claro, concreto y detallado-, dirigido a grupos de adolescentes que han finalizado su proceso de iniciación cristiana, que pueda ser desarrollado en todas las Parroquias, Asociaciones, Movimientos y Colegios. 

Con tal finalidad, este Itinerario:

- Ofrece un proceso de formación y maduración en la fe, para adolescentes que han finalizado su Iniciación Cristiana. 

- Pretende adaptarse a los distintos itinerarios de iniciación que se ofrecen en el nuevo Directorio aprobado en 2011 en la Archidiócesis de Toledo.

- Presenta un camino de cuatro años (adaptable según la edad de la finalización de la Iniciación Cristiana), que llevará a las puertas de la edad juvenil.

- Plantea una misma propuesta para todos los grupos de adolescentes de la Diócesis, con el fin de que, aunque cambien los acompañantes o responsables del grupo, la propuesta, el espíritu del itinerario, continúe.

- Contiene una serie de temas que abordan las cuestiones fundamentales y necesarias para ayudar al adolescente en su maduración en la fe y en los valores humanos.

Ha sido concebido inicialmente como un Itinerario que quiere enriquecerse con la experiencia de los grupos que ya están en marcha y de los nuevos grupos que surjan con su  implantación. Por esta razón, está abierto a sugerencias y a una continua revisión por parte de los que lo lleven adelante. Se trata, pues, de un proyecto revisable y con posibilidad de ser realimentado con nuevas dinámicas, actividades, ocio, celebraciones, etc.

2.- OBJETIVOS

El objetivo principal del Itinerario de Formación para Adolescentes (IFORMA) es que los chicos y chicas que, culminado su proceso de iniciación cristiana, comienzan a dar sus propios pasos en su vida de fe, descubran la necesidad de seguir creciendo en su encuentro con Cristo y en su ser Iglesia a través de un proceso integral de formación que les acompañe hasta la juventud.

Los objetivos concretos son los siguientes: 

- Descubrir la necesidad de vivir la fe en grupo, insertados en una comunidad.

- Fortalecer la identidad en Cristo: Oración, Sacramentos, Palabra y Formación.

- Ayudar a la integración de la Fe y la Vida: testimonio apostólico.

- Comprometerse en la tarea de la corresponsabilidad dentro de la Iglesia.

3.- EQUIPO DE TRABAJO

El equipo de trabajo que ha elaborado el IFORMA lo han formado siete seglares y cuatro sacerdotes, todos ellos de distintas realidades pastorales y ámbitos relacionados con los adolescentes -profesores-, directores de ocio y tiempo libre, responsables de grupos de adolescentes, coordinados por el Delegado Diocesano de Adolescencia y Juventud. Los contenidos del IFORMA han sido enriquecidos con la aportación de los responsables del proyecto “Yoenti”.

Partiendo de una propuesta clara de cuatro cursos pastorales que ya se estaba llevando a cabo en alguna parroquia como experiencia, el equipo ha elaborado un itinerario con unidad de criterio. 

En cuanto a la metodología de trabajo, tomando como punto de referencia la realidad actual de los adolescentes, se marcaron en primer lugar los objetivos generales del Itinerario y los específicos de cada año, para después concretar un esquema común que constituye la espina dorsal sobre la que se construye cada uno de los temas y, finalmente, proceder a elaborar los temas que integran el mismo.

4.- ALGUNAS INDICACIONES FORMALES 

En la elaboración del IFORMA se ha tenido en cuenta la concreta realidad de los más pequeños, los primeros que empezarán a seguirlo. Por esta razón, en los primeros temas se plantean objetivos muy concretos y precisos y en ellos se busca conscientemente la sencillez y la claridad de contenidos 

Con este Itinerario se plantea un proyecto general para la maduración en la fe de los adolescentes, sin olvidar la necesidad de ofrecer un material completo y de fácil utilización para los acompañantes o animadores de pastoral juvenil. 

En este sentido, resulta fundamental una elección cuidada y adecuada de las personas que van a ejercer la función de acompañante quienes, entre otros, han de reunir los siguientes requisitos (también exigibles a los Sacerdotes que vayan a atender al grupo):

a) Hacer una opción concreta por los jóvenes y caminar con ellos.

b) Ser educador y acompañante.

c) Ser testigo de la fe.

d) Asumir la función de animador del grupo.

e) Integrarse en un Equipo de animadores-acompañantes.

f) Formarse como animador-acompañante.

En cuanto a los contenidos de los temas que integran el IFORMA, el Youcat constituye una referencia importante. Es un medio adecuado para profundizar en las verdades objetivas de la fe que profesamos. 

Internet será medio habitual para trabajar los temas. En la web www.iformaweb.es los acompañantes tendrán disponibles todos los materiales de apoyo necesarios para seguir cada uno de los temas. También será una herramienta de encuentro y participación para los adolescestes. La experiencia de otras propuestas nos indica que no es fácil, pero sí necesario. Internet nos ayudará a actualizar y realimentar el Itinerario con nuevas propuestas y dinámicas.

La presentación del Itinerario se ha cuidado muchísimo, procurando utilizar formatos e imágenes cercanas a los adolescentes que, al mismo tiempo, ayuden a comprender el mensaje que se desea transmitir en cada una de las partes del tema. 

Dado que el IFORMA constituye un Itinerario integral, formarán parte del mismo talleres conectados con otras dimensiones de la persona: afectivo-sexual, vocación, evangelización, ocio, etc...

5.-ESQUEMA DE LOS TEMAS

Los temas que integran el Itinerario se basan en la conocida metodología, propuesta por el Concilio Vaticano II, de VER-JUZGAR-ACTUAR. Con una denominación diferente, pero poniendo de manifiesto que se sigue un método de pedagogía activa, se parte de la concreta realidad que se vive tanto a nivel personal como a nivel social en relación con el tema tratado, fomentando la participación de los miembros del grupo, para tratar de conectar las situaciones que viven cotidianamente con la Palabra de Dios y el Magisterio de la Iglesia y culminar con compromisos realistas que vayan poco a poco transformando a la persona y contribuyendo a su identificación con Jesucristo. 

A ello añadimos propuestas para la Celebración y para el Ocio y el Tiempo Libre, como medios para concretar aún más las cuestiones tratadas.

En definitiva, todos los temas que conforman el Itinerario buscan la conexión de los principales aspectos tratados en cada uno de ellos con la realidad concreta de los adolescentes, a través de una serie de dinámicas que buscan llevar a la reflexión sobre cómo están viviendo ellos en su realidad las diferentes cuestiones propuestas, ofreciendo el análisis de la misma a la luz de un pasaje evangélico y de puntos concretos del YouCat y del Catecismo de la Iglesia Católica con la finalidad de que les ayude a ver esa misma realidad con los ojos de la fe, para finalizar con la concreción de un compromiso realista, a nivel personal y a nivel de grupo, que les ayude a cambiar su realidad y la realidad que les rodea. Todo ello con la ayuda de dinámicas, vídeos, propuestas de reflexión, oraciones, video-forum, y propuestas de ocio.

Cada tema cuenta con las siguientes partes: 

¡¡¡NO TE CORTES!!! - VER

Las introducciones contienen la parte formativa de cada tema, con la que se trata de profundizar en toda una serie de aspectos claves previamente individualizados y conectados tanto con los objetivos que buscan lograrse como con los textos de la Palabra y del Magisterio propuestos para la reflexión. 

Partiendo de una serie de dinámicas cercanas a la realidad de los adolescentes, en las que se les anticipan los contenidos más relevantes que van a ser tratados con un trasfondo lúdico y de trabajo en grupo, se exponen, de una forma cercana y con un lenguaje sencillo y directo, los contenidos del tema, intercalándolos con preguntas que ayuden a seguir las reflexiones. 

¿PARAMOS UN POCO? - JUZGAR

En esta sección se presentan tanto los textos de la Sagrada Escritura como los del Magisterio de la Iglesia, como medios a través de los cuales la Buena noticia del Amor de Dios, anunciado por Cristo, pueda iluminar la realidad cotidiana de los adolescentes, ayudándoles a descubrir la propuesta cristiana que ha de llenar de plenitud y felicidad sus vidas.

¿TE ATREVES? - ACTUAR

¿Te atreves? es la parte de reflexión final del tema. En ella cada miembro del grupo debe "actuar". Es el momento donde el joven concreta y materializa todo lo vivido y reflexionado a lo largo de las reuniones en las partes anteriores: "No te cortes" y "Paramos un poco".

Es una llamada, un compromiso claro para ir dando pasos en el camino de la fe.

¡VAMOS A CELEBRARLO! - CELEBRAR

Cada tema contiene una serie de propuestas de oración para que en cada uno de los días que se dediquen al trabajo del mismo el acompañante pueda iniciar la reunión del grupo poniendo a los jóvenes en presencia del Señor 

¿VEMOS UNA PELI? – VIDEO-FORUM

Con el fin de completar la profundización en los contenidos tratados en cada tema, se proponen una serie de películas, con sus fichas pedagógicas, que guardan relación con el tema. De este modo, a través del visionado de la película y del fórum posterior, se ayudará a los adolescentes a comprender y acoger el mensaje que pretende transmitirse con mayor facilidad.

OCIO Y TIEMPO LIBRE

Como cierre de cada uno de los temas se plantea la realización de una propuesta de ocio y tiempo libre. Todas ellas son sencillas, abiertas a la realidad de cada uno de los grupos, y buscan, al igual que en los casos anteriores, ahondar en el tema tratado.
 

6. OBJETIVOS Y TEMAS DE CADA CURSO

"En particular, deben ocupar un puesto adecuado, la educación para la verdad y la libertad según el Evangelio, la formación de la conciencia, la educación para el amor, el planteamiento vocacional, el compromiso cristiano en la sociedad y la responsabilidad misionera en el mundo.” (DGC, 185) 

Primer año: SOMOS COMUNIDAD.

OBJETIVOS GENERALES:

- Ayudar a reflexionar sobre quiénes somos y cómo hemos de ponernos en camino juntos.

- Descubrir que la vivencia de la fe requiere que se comparta y se experimente en grupo.

- Comprender que el grupo ha de insertarse en una comunidad concreta: la Parroquia.

TEMAS:

1. ¿Qué es ser feliz?

2. ¿Te conoces? ¿Conoces a quienes te rodean? ¡Tú si que vales!

3. ¿A quién buscas?

4. ¿Te animas a ponerte en camino?

5. Somos comunidad

Segundo año: CRISTO NOS UNE.

OBJETIVOS GENERALES:

- Mostrar a los adolescentes que la fe consiste en la progresiva identificación con Jesucristo.

- Ayudarles a descubrir la importancia de la oración -personal y comunitaria- y de la Palabra como medios imprescindibles para el encuentro con Cristo.

- Comprender que, en última instancia, es el mismo Jesucristo quien nos une y nos guía.

TEMAS:

1. ¿Tienes experiencia de Jesús?

2. ¿Conoces su Palabra?

3. Y tú, ¿cómo rezas?

4. ¿Quieres encontrarte con Jesús?

5. Es Jesús quien nos une y nos guía

Tercer año: CRISTO NOS MUEVE.

OBJETIVOS GENERALES:

- Ayudar a los adolescentes a entender que la coherencia entre la fe y la vida es condición imprescindible para seguir a Jesús.

- Comprender que el mismo Jesucristo quiere hacerse presente en todos los momentos de nuestra vida y en nuestra sociedad.

- Mostrar que el espacio querido por Dios para la identificación con Cristo y la vivencia de la vida cristiana es la Iglesia.

- Descubrir que Cristo está presente en todos los momentos de nuestra vida.

- Asumir nuestro ser Iglesia.

TEMAS:

1. Tu vida es historia de Salvación.

2. Los mandamientos, camino seguro en la vida de fe. 

3. Los Sacramentos, presencia real de Cristo en tu vida.

4. ¿Cómo vives tu sexualidad?: Taller YOENTI

5. La propuesta de la Iglesia sobre el hombre y el mundo: la Doctrina Social de la Iglesia.

Cuarto año: CRISTO NOS COMPROMETE.

OBJETIVOS GENERALES:

- Profundizar en la llamada personal de Dios a la Santidad.

- Comenzar a plantearse la propia vocación. 

- Asumir el compromiso de ser apóstoles.

- Comprender qué implica la corresponsabilidad.

TEMAS:

1. Somos hijos de Dios: llamados a la Santidad.

2. Somos apóstoles: llamados a dar testimonio de nuestra fe.

3. Somos Iglesia: Llamados a la corresponsabilidad.

4. La vocación, una forma específica de vivir la corresponsabilidad, el testimonio y la Santidad. Taller Vocacional.

5. Una experiencia práctica: el compromiso en mi Parroquia.  

 

7.- PRESENTACIÓN DEL SR.ARZOBISPO

Braulio Rodríguez Plaza Arzobispo de Toledo, Primado de España
 

En el caminar de la vida de fe de cualquier cristiano bautizado cuando era un bebé, e incluso en edad escolar, llega un momento de crecimiento donde el adolescente tiene que escoger: o llegar a ser cristiano joven aún en medio de las dificultades, o emprender una salida silenciosa de su familia y su comunidad que lleva desgraciadamente a abandonar de hecho la Iglesia. Es un momento de emergencia educativa, pues se trata de hacer suyo el seguimiento de Cristo vivo con la interiorización de la fe.

Nuestras familias, nuestras parroquias y movimientos apostólicos, ¿están en situación de ofrecer cauce a este problema de los adolescentes católicos? Nuestro reto es cómo de los 13 (14) a los 16 (17) años estos chicos siguen teniendo a Jesucristo como el Señor, cuando las pandas, las modas, la cultura sin Dios que los rodea, les domina y asfixia su fe, acabando tantas veces con estos hijos de la Iglesia, por los que tantos esfuerzos hemos hecho padres, sacerdotes, catequistas, grupos cristianos en su propio lugar, en la catequesis, en las parroquias desde los 6/7 años hasta la pre-adolescencia y primera juventud. Es una situación un poco dramática, ciertamente.

En muchas ocasiones, además, los padres no se preocupan de esta situación de sus hijos; con lo cual lo normal es que consideren su fe, su pertenencia a la Iglesia, propia de otra época de su vida, que ya no les vale y por ello la abandonan. También acontece que, aun habiendo tenido una vida piadosa y de práctica dominical, no saben cómo encauzar su afectividad en plena evolución. No saben amar o su amor pasa por la influencia fortísima de un concepto de sexualidad reduccionista y consumista. Verdaderos dramas viven tantos muchachos, si no tienen posibilidad de conocer y vivir lo que están sintiendo, apartándose rápidamente de los criterios de una sana sexualidad. Lo que ellos conocen tantas veces son proyectos o vivencias de una educación afectivo-sexual que no supera el nivel de lo placentero.

El abandono de la fe de estos muchachos se ha rebajado en edad hasta los 12/13 años, momento en el que muchos han acabado la Iniciación Cristiana con la Confirmación; otros antes, pues su Primera Comunión fue casi la última. A mayores, en estos chicos se produce un hartazgo de la catequesis parroquial, que la sienten rutinaria o demasiado escolar. Todo lo cual impide que tengan un verdadero conocimiento de lo que es la amistad con Jesucristo, de lo que significa la Iglesia o la comunidad cristiana, y optan por lo más fácil o por refugiarse en sí mismos, algo típico de cuando llega la pubertad: encerrarse y buscar cómo salir de sí mismo tantas veces de modo poco adecuado.

A este reto quiere responder el Itinerario de Formación para Adolescentes. Este material es un conjunto de herramientas para que padres, sacerdotes, párrocos y responsables cristianos puedan utilizar en grupos, aunque sean pequeños, de adolescentes. Ha pasado ya la época de la Catequesis parroquial y ahora hay que insertarles en otros ámbitos sin abandonar la fe recibida y su capacidad de relacionarse con los demás. 

Estos materiales nada valen sin personas, rostros, padres concretos, sacerdotes concretos, animadores y guías concretos que acompañen a estos adolescentes. Son cuatro años, cada uno con sus temas, que pueden hacer posible que los chicos lleguen a ser jóvenes católicos convencidos de su fe, dispuestos a asumir su vocación y misión como católicos en un mundo plural. En la introducción general pueden ver toda esta propuesta diocesana en todos sus pormenores. Vale la pena leerla y reflexionarla y, sobre todo, decidirse a llevarla a la práctica.

Es mi deseo que estos materiales sean utilizados en toda la Diócesis con el fin de afrontar con urgencia este reto que he tratado de describir. La Delegación Diocesana de Pastoral de Adolescencia y Juventud ha trabajado con denuedo en este Itinerario. Me consta que aquí hay apoyo y trabajo de la Delegación de Catequesis y de Familia y Vida. Interesado está el Secretariado de Pastoral Vocacional. A mí sólo me queda seguir animando a esta tarea eclesial y a orar con fuerza al Señor para los futuros jóvenes católicos, con libertad y sabiduría, se sientan felices de ser cristianos, de seguir a Jesucristo, tesoro escondido en el campo de la vida.

Toledo, 8 de septiembre, Natividad de la Virgen, Madre de Guadalupe.